Enfermedad Profesional

ENFERMEDAD PROFESIONAL
Se denomina enfermedad profesional a aquella enfermedad adquirida en el puesto de trabajo por una trabajadora o trabajador por cuenta ajena y con una correlación clara con áquel. Así, por ejemplo, contraer una gripe trabajando en el supermercado no se consideraría una enfermedad profesional,dado que aunque la infección se produjo en el entorno laboral no esta implícitamente relacionado con éste.
Aunque en el ejemplo que he mencionado está bastante claro que no hay relación entre el trabajo
desempeñado y la enfermedad contraída, hay casos en los que la diferencia es más difusa.
Para ayudar a su distinción se considera que para que la enfermedad sea catalogada como profesional es
imprescindible que existan elementos básicos que la diferencien de una enfermedad común:

Agente: debe existir un agente causal en el ambiente laboral o condiciones de trabajo         potencialmente lesivas para la salud. Un ejemplo de esto serían los vapores potencialmente     tóxicos que inhala un limpiador habitualmente.

Exposición: debe demostrarse que la enfermedad se contrajo como consecuencia del     contacto entre la trabajadora o trabajador y el agente lesivo característico de dicho trabajo.     Hay dos criterios de demostración diferentes:
-Cualitativos: consiste en establecer, de acuerdo con los conocimientos médicos vigentes,     una lista de ocupaciones con riesgo de exposición, y la declaración del afectado de estar     desempeñando dicha ocupación.

-Cuantitativos: se refiere a las disposiciones existentes en cuanto a los valores límites o     concentraciones máximas permisibles para cada uno de los agentes incorporados en la lista.

Enfermedad: debe existir una enfermedad o un daño al organismo claramente delimitados     que provenga de la exposición de la trabajadora o trabajador a los agentes o condiciones de     exposición previamente señalados.

Nexo de causalidad: debe demostrarse con pruebas científicas que existe un vínculo     inexcusable entre la enfermedad y la presencia en el trabajo de los agentes o condiciones     delineados precedentemente.

Inclusión en la lista oficial: la restricción en el número de enfermedades profesionales de     aquellas que cumplen con determinadas condiciones garantiza el otorgamiento automático     de las prestaciones para los que aparecen en la lista.

Algunos ejemplos de enfermedades laborales comunes incluyen la fatiga visual en trabajos que requieran una lectura continua de documentos o un uso excesivo del ordenador o el estrés (siempre derivado de la actividad laboral),considerado una epidemia global. También sería un ejemplo de esto el cáncer de pulmón provocado por el coque en un trabajador de un horno de coque, incluso aunque en la formación del cáncer haya infinidad de factores y sea más difícil de determinar.

LESIONES PERMANENTE NO INVALIDANTES
Una lesión permanente no invalidante es una lesión, mutilación o deformidad que afecta a la trabajadora o trabajador en su vida laboral, pero que no llegan a la consideración de Incapacidad Permanente.
Los requisitos que se deben cumplir para que una lesión alcance la consideración de lesión permanente no invalidante son las siguientes:

-Que sea causada por accidente de trabajo o enfermedad profesional.

-Que tenga carácter definitivo.

-Que no constituya una incapacidad permanente.

-Que altere o disminuya la integridad física del trabajador.

-Es compatible con el trabajo en la misma empresa.

-Que esté recogida en el baremo establecido por la seguridad social.

La cuantía que se fija como indemnización en una lesión permanente no invalidante está definida en un baremo elaborado por la Seguridad Social, donde se recogen las lesiones,mutilaciones y deformidades que se cubran y la cuantía correspondiente en cada caso.

Dicha cuantía se podrá aumentar de un 30% a un 50% cuando la lesión se haya producido por las malas condiciones de las máquinas o instalaciones o por la inobservancia de las medidas de protección. Éste recargo cae directamente en el empresario.

Por Gabriel López

Trastornos de Trauma Acumulativo (Ahmed El yousfi)

Trastornos de Trauma Acumulativo

Descripción

Este tipo de lesiones laborales se producen por un esfuerzo repetitivo, cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo  provocando lesiones óseas, articulares, musculares y daños en los tejidos.

La mayoría de este tipo de  lesiones musculoesqueléticas, denominados Trastornos de Trauma Acumulativo no se producen por accidentes o agresiones únicas o aisladas, sino como resultado de traumatismos pequeños y repetidos.

Causas

Los TTA son  causados por uno o más “factores de riesgo”. Éstos están divididos en factores de riesgo físicos y factores de riesgo que involucran la organización del trabajo.

  • Los factores de riesgo físicos incluyen:
    • Repetir el mismo movimiento una y otra vez.
    • Trabajar en una posición incómoda o la misma posición por un largo período de tiempo.
    • Trabajar con objetos o herramientas que vibran.
    • Empujar, agarrar o levantar objetos.
  • Los factores de riesgo que involucran la organización del trabajo incluyen:
    • Demasiada carga de trabajo
    • Ritmo acelerado del trabajo
    • Falta de suficientes descansos
    • Jornadas largas de trabajo.

Síntomas

Estas lesiones son generalmente de aparición lenta y de carácter inofensivo en apariencia, por lo que se suele ignorar el síntoma hasta que se hace crónico y aparece el daño permanente. Los síntomas más comunes pueden resumirse en:

  • Dolor
  • Debilidad
  • Rigidez
  • Hinchazón
  • Hormigueo
  • Adormecimiento
  • Dificultad para moverse
  • Torpeza

La aparición de estos síntomas puede ser gradual o súbita, habiéndose descrito tres etapas:

  • ETAPA I: se caracteriza por la desaparición de estos síntomas durante el fin de semana y en periodos de vacaciones.
  • ETAPA II: el periodo de aparición de los síntomas se acorta durante la jornada. Se ve afectada la capacidad de trabajo. La sintomatología puede remitir en los periodos de descanso.
  • ETAPA III: los síntomas persisten aún en periodos de descanso y pueden afectar al sueño. El trabajador no rinde en su trabajo y puede ver limitada su actividad personal.

Lesiones causadas por TTA

  • Tendinitis: Inflamación de un tendón.
  • Desgarros: Ruptura parcial o completa de un tejido.
  • Luxaciones: Pérdida de la relación articular.
  • Esguinces: Distensión o ruptura de los ligamentos articulares.
  • Fracturas: Pérdida de la continuidad ósea.
  • Síndrome del túnel carpiano: se origina por la compresión del nervio mediano en el túnel carpiano de la muñeca. Los síntomas son dolor, entumecimiento y hormigueo de la zona de la mano inervada por este nervio, es decir los dedos 1º, 2º y 3 y parte del 4º, y puede llegar a producir pérdida de fuerza en la musculatura de la mano. Las causas se relacionan con los esfuerzos repetidos de la muñeca en posturas forzadas.

 

Tratamiento

El tratamiento de este tipo de lesiones dependerá del grado de afectación, de la localización, del tipo y del tiempo de evolución de las lesiones. Dado que estas se producen debido a situaciones externas evitables, es importante incidir en la prevención como principal medida para el abordaje de estas lesiones.

Una vez establecidas, de manera general, el tratamiento se basa en medidas físicas, como el reposo, el aprendizaje de posturas y técnicas de trabajo que minimicen el daño, la aplicación de frío en un primer momento y después de calor local; medidas farmacológicas, como la aplicación tópica o sistémica de antiinflamatorios, y en algunos casos, de medidas quirúrgicas.

Prevención

En primer lugar reducir la exposición a factores de riesgo específico; es la forma más efectiva de prevención y se realiza mediante la corrección del puesto del trabajador, las herramientas y la organización del trabajo.

Proceso de acondicionamiento físico que aumenta la tolerancia del sujeto a una carga física dada.

A continuación se ofrecen varias posibles correcciones o soluciones ergonómicas a los  factores de riesgo de TTA principales

  • Evitar tareas repetitivas, considerando como tales aquellas actividades cuyo ciclo sea inferior a 30 sg, o aquellos trabajos en los que se repitan los mismos movimientos elementales durante más de un 50% de la duración del ciclo.
  • Evitar trabajos que requieran esfuerzos prolongados o repetitivos que superen el 30% de la capacidad muscular máxima del trabajador.
  • Evitar posturas extremas de determinados segmentos corporales.
  • Evitar el mantenimiento prolongado de cualquier postura.
  • Evitar trabajos con herramientas que vibran.
  • Evitar la exposición de ciertos segmentos corporales al frío o al contacto con superficies duras.
  • Evitar trabajos en los que se produzca la combinación de los factores anteriores.

Prevencion de riesgos laborales Daniel Amador

Riesgos laborales: Biologicos y Quimicos.

Riesgos Biologicos:

El riesgo biológico o biorriesgo consiste en la presencia de un organismo, o la sustancia derivada de un organismo, que plantea, sobre todo, una amenaza a la salud humana .Esto puede incluir los residuos sanitarios, muestras de un microorganismo, virus o toxina de una fuente biológica que puede resultar patógena. Puede también incluir las sustancias dañinas a los animales y otros seres vivos. El término y su símbolo asociado se utilizan generalmente como advertencia, de modo que esas personas potencialmente expuestas a las sustancias lo sepan para tomar precauciones.

Las condiciones de trabajo pueden resultar negativas si se realizan en presencia de contaminantes biológicos, tanto por el riesgo biológico que pueda presentar la actividad, como por el contacto con los desechos orgánicos considerados como peligrosos; estos contaminantes biológicos son aquellos agentes biológicos que cuando se introducen en el cuerpo humano ocasionan enfermedades de tipo infeccioso o parasitario

El concepto de agente biológico incluye, pero no está limitado, a bacterias, hongos, virus, protozoos, rickettsias, clamidias, endoparásitos humanos, productos de recombinación, cultivos celulares humanos o de animales y los agentes biológicos potencialmente infecciosos que estas células puedan contener, priones y otros agentes infecciosos.

Vías de introducción al organismo:

Las principales vías de penetración en el cuerpo humano son:

  • Vía respiratoria: a través de la inhalación. Las sustancias tóxicas que penetran por esta vía normalmente se encuentran en el ambiente difundidas o en suspensión . Es la vía mayoritaria de penetración de sustancias tóxicas.
  • Vía dérmica: por contacto con la piel, en muchas ocasiones sin causar erupciones ni alteraciones notables.
  • Vía digestiva: a través de la boca, esófago, estómago y los intestinos, generalmente cuando existe el hábito de ingerir alimentos, bebidas o fumar en el puesto de trabajo.
  • Vía parenteral: por contacto con heridas que no han sido protegidas debidamente.

Clasificación:

Los agentes biológicos se clasifican en grupos, según su diferente índice de riesgo de infección. Para protegerse de los agentes biológicos se utilizan sistemas de protección física para que imposibiliten el paso del agente biológico patógeno al organismo humano.

Según sea la virulencia del agente biológico patógeno que se encuentre en el puesto de trabajo existen varios niveles de contención que corresponden a los niveles de bioseguridad que se deben alcanzar en locales e instalaciones en las que se trabaje con agentes biológicos de los diferentes grupos de riesgo.

Niveles de riesgo:

  • Nivel 1: Bacillus Subtilis, Hepatitis canina, E. coli, varicela,
  • Nivel 2: Hepatitis B, hepatitis C, gripe, enfermedad de Lyme, salmonelas, VIH, tembladera.
  • Nivel 3: Ántrax (carbunco), EEB, paperas, virus del Nilo Occidental, SRAS, viruela, tuberculosis, tifus, fiebre amarilla, hanta, dengue.
  • Nivel 4: Fiebre hemorrágica boliviana, fiebre hemorrágica argentina, virus de Marburgo, Ébola.

Prevención:

Identificación de riesgos y evaluación de riesgos, determinando la índole, el grado y la duración de la exposición de los trabajadores.

Sustitución de los agentes biológicos peligrosos por otros que no lo sean o lo sean en menor grado.

Reducción de riesgos:

  • Reducir al mínimo posible el número de trabajadores expuestos a un agente biológico patógeno.
  • Establecer procedimientos de trabajo y medidas técnicas adecuadas de protección, de gestión de residuos, de manipulación y transporte de agentes biológicos en el lugar de trabajo y de planes de emergencia frente a los accidentes que incluyan agentes biológicos.
  • Adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos y residuos, incluyendo los recipientes seguros e identificables.
  • Adopción de medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios.
  • Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera de lugar de trabajo. Existencia de servicios sanitarios apropiados, en los que se incluyan productos para lavarse los ojos y/o antisépticos para lavarse la piel.
  • Utilización de la señal de peligro biológico y otras señales de aviso pertinentes.
  • Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera de lugar de trabajo
  • Verificación, cuando sea necesaria y técnicamente posible, de la presencia de los agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario.

Formación e información a los trabajadores y/o a sus representantes en relación con: los riesgos potenciales para la salud, las disposiciones en materia de seguridad e higiene, la utilización de los equipos de protección, las medidas que se han de adoptar en caso de incidente y para su prevención.

Establecimiento de un control sanitario previo y continuado.

Riesgos quimicos:

El riesgo químico es aquel riesgo susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes químicos la cual puede producir efectos agudos o crónicos y la aparición de enfermedades. Los productos químicos tóxicos también pueden provocar consecuencias locales y sistémicas según la naturaleza del producto y la vía de exposición.

En muchos países, los productos químicos peligrosos son literalmente tirados a la naturaleza, a menudo con graves consecuencias para los seres humanos y el medio natural al provocar una contaminación química. Según de qué producto se trate, las consecuencias pueden ser graves problemas de salud en los trabajadores y la comunidad y daños permanentes en el medio natural. Hoy en día, casi todos los trabajadores están expuestos a algún tipo de riesgo químico porque se utilizan productos químicos peligrosos en casi todas las ramas de la industria.

Vias de contaminacion:
Inhalación

Las partículas muy finas, los gases y los vapores se mezclan con el aire, penetran en el sistema respiratorio, siendo capaces de llegar hasta los alvéolos pulmonares y de allí pasar a la sangre. Según su naturaleza química provocarán efectos de mayor a menor gravedad atacando a los órganos (cerebro, hígado, riñones, etc.). Y por eso es imprescindible protegerse. Las partículas de mayor tamaño pueden ser filtradas por los pelos y el moco nasal, donde quedarán retenidas. Algunos de los gases tóxicos que actúan por absorción inhalatoria:

    • Monóxido de carbono
    • Ácido cianhídrico
    • Sulfuro de hidrógeno
    • Vapores de mercurio

Otras intoxicaciones pueden ser producidas por absorción de vapores procedentes de disolventes como:

    • Benceno
    • Metanol
    • Nitrobenceno

Absorción cutánea:

El contacto prolongado de la piel con el tóxico, puede producir intoxicación por absorción cutánea, ya que el tóxico puede atravesar la barrera defensiva y ser distribuido por todo el organismo una vez ingresado al mismo. Son especialmente peligrosos los tóxicos liposolubles como los insecticidas y otros pesticidas…

Consecuencias de la exposición a productos quimicos:

La exposición a productos químicos tóxicos puede provocar también tasas mayores de accidentes laborales. Por ejemplo, los productos químicos como los solventes y los asfixiantes pueden frenar las reacciones de un trabajador al afectar a su sistema nervioso o reducir la cantidad de oxígeno que llega a sus pulmones. La lentitud en reaccionar puede ser muy grave si el trabajador se encuentra en una situación peligrosa que exige una respuesta inmediata. Lamentablemente, cuando sucede un accidente, a menudo la dirección echa la culpa al trabajador, afirmando que no ha tenido cuidado. Esta tendencia a “echar la culpa a la víctima” es otro motivo más para conocer los productos con los que se trabaja, cuidar que se apliquen las adecuadas medidas de control y conocer los derechos que el trabajador tiene.

Reducción de riesgos:

Mantener la cantidad almacenada al mínimo operativo. Considerar las características de peligrosidad de los productos y sus incompatibilidades.

Agrupar los de características similares.

Separar los incompatibles.

Aislar o confinar los de características especiales.

Comprobar etiquetados.

Llevar un registro actualizado de productos almacenados.

Emplear armarios de seguridad.

Trabajo Trastornos Visuales

Trastornos visuales en un trabajador informático

 

Una gran cantidad de trabajadores pasan muchas horas frente a un ordenador en el desempeño de sus labores diarias.

Ellos tienen grandes probabilidades de desarrollar diferentes problemas oculares como por ejemplo el síndrome visual informático.

Según estudios, el síndrome visual informático es uno de los problemas de salud (riesgos profesionales) más frecuentes en muchos países de Europa y de América, pudieron afectar hasta el 70% de estos trabajadores de oficina usuarios de ordenador e incluso otras investigaciones elevan esta cifra al 90 %.

Todo ello conlleva grandes pérdidas de productividad a causa de los síntomas oculares y la ineficacia visual.

Sin embargo, ¿En qué consiste dicho síndrome? El trabajo frente al ordenador exige a la vista un gran esfuerzo lo que, a la larga, crea pequeñas alteraciones de índole refractivo, acomodativo o de alineamiento de los ojos (binocular), que en otras circunstancias no producirían casi molestias al individuo, pero como la demanda visual es tan intensa y sostenida se convierten en muy problema.

Entre los síntomas más comunes están:

Fatiga.

Visión borrosa en lejos y/o en cerca.

Visión doble.

Dolores de cabeza, ojos, cuello y espalda.

Picor de ojos.

Ojo seco e irritado.

Intolerancia a las lentillas.

Hipersensibilidad a la luz.

Cambios refractivos.

 

¿Qué debe hacer el trabajador si ya ha desarrollado problemas visuales?

Si el trabajador ya siente los síntomas de problemas visuales como el síndrome visual informático, es necesario que consulte a un optometrista quien es el encargado de estudiar cada caso para determinar, en primer lugar, el error refractivo en visión de lejos y en visión próxima.

Los miopes con graduaciones entre 2,00 y 4,00 dioptrías, que habitualmente leen sin sus gafas, tienen que acercarse excesivamente a la pantalla del ordenador para obtener una imagen nítida, lo que a menudo les produce problemas esqueleto-musculares. Se suele prescribir unas gafas con una adición para cerca, o lo que es lo mismo, una graduación más baja de su miopía para usar con el ordenador y en tareas de cerca.

Los trabajadores con hipermetropía sin corregir deben ejercer un mayor esfuerzo de acomodación en tareas en visión próxima. Esto se traduce en una gran incidencia de hipermétropes con síntomas astenópicos (dolores de cabeza, fatiga visual, pereza en la lectura, sensación de picazón, escozor o enrojecimiento ocular, etcétera) durante su trabajo con el ordenador. Por tanto, muchos pacientes hipermétropes requerirán una corrección refractiva de hipermetropía aunque ésta no sea necesaria para otras tareas visuales.

Con el astigmatismo pasa igual, los trabajadores simplemente necesitan una corrección más precisa de su error refractivo, pues la falta de nitidez creada por el error refractivo hace más difícil la tarea visual.

La solución para los trabajadores con presbicia consiste en la graduación que dependerá de la distancia que está ubicado el monitor y a otras áreas de trabajo con relación a la altura de sus ojos.

 

¿Qué puede hacer la empresa para que sus trabajadores eviten los problemas visuales?

Es importante que las organizaciones vigilen por la ergonomía del espacio laboral para evitar problemas visuales de sus colaboradores. En este sentido, se presentan las siguientes recomendaciones:

Colocar el monitor del ordenador de tal forma que el ángulo de mirada habitual del trabajador sea 10-20 grados inferior. Para ello, la parte superior de la pantalla deberá quedar por debajo de la altura de los ojos.

Estudiar cómo está dirigida la luz y cómo se refleja dentro de las oficinas. De esta forma podrá efectuar una iluminación adecuada.

Evitar deslumbramientos. Para ello, la empresa debe colocar cortinas, reorganizando las fuentes de luz o comprar filtros para colocarlos en las pantallas de las ordenadoras.

¿Qué puede hacer los trabajadores para evitar los problemas visuales?

En cuanto al trabajador, éste también puede prevenir los problemas visuales de la siguiente manera:

Realizar ejercicios oculares donde se desvíen los ojos de un lado para otro 20 veces y de arriba hacia abajo y vice versa 20 veces en cada ocasión.

Alejar la mirada de la pantalla del ordenador cada 20 minutos y fijar la vista en un objeto distante, por lo menos, 3 minutos.

Colocar un humidificador si en la oficina exista excesiva sequedad por el aire acondicionado.

Adoptar una alimentación rica en vitamina A con el consumo de zanahorias, espinaca, etc.

Riesgos laborales en las disciplinas científicas (Juan José Romero M.)

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN LAS DISCIPLINAS CIENTÍFICAS

 

SEGURIDAD DE EL TRABAJO

Comprende los métodos cuya finalidad es disminuir el riesgo de que se produzcan accidentes de trabajo. Con este fin se puede actuar sobre dos factores: el factor técnico y el factor humano.

Ambos factores concurren simultáneamente, por lo que se utilizan una serie de técnicas que permiten mejorar las deficiencias encontradas. Estas técnicas se clasifican en función de varios criterios:

a) Según el Sistema de Actuación:

  • Técnicas Analíticas: control estadístico de la accidentalidad, Inspecciones, Investigación de Accidentes, Análisis del comportamiento.
  • Técnicas Operativas: la seguridad intrínseca de las Máquinas o herramientas, la seguridad del centro de trabajo.

b) Según el Campo de Actuación:

  • Técnicas generales: Gestión, Organización, Economía y Estadística.
  • Técnicas específicas: frente a riesgos concretos: Químicos, Eléctricos, Incendios, etc.

 

HIGIENE INDUSTRIAL

Es la ciencia encaminada al reconocimiento, evaluación y control de aquellos factores ambientales dañinos existentes en el lugar de trabajo, que pueden repercutir negativamente en la salud de los trabajadores.

Los factores ambientales, producidos como consecuencia del desarrollo de la actividad laboral y en el ambiente en que ésta se realiza, se clasifican en:

a)    Contaminantes químicos (gases, vapores, polvos, humos, nieblas, etc.).

b)    Contaminantes físicos (radiaciones, ruido, vibraciones, temperatura, etc.).

c)    Contaminantes biológicos (microbios, virus, bacterias, insectos, etc.).

Existen además otros factores adicionales de gran importancia en el análisis de los anteriores:

d)    Intrínsecos: aquellos sobre los que el hombre no puede ejercer ningún control (susceptibilidad del individuo, raza, edad, etc.).

e)    Extrínsecos: aquellos sobre los que el hombre sí puede ejercer algún control (concentración del contaminante, duración de la exposición al riesgo, etc.).

 

ERGONOMÍA

La ergonomía tiene como objetivo básico la adaptación de los objetos, medios de trabajo y entorno a los seres humanos a fin de lograr un aumento de la eficacia y el bienestar humano. Es decir, se concibe la máquina al servicio del hombre, siendo el hombre la base sobre la que calcular el sistema.

a)    Ergonomía geométrica: estudio de la relación entre el hombre y las condiciones métricas (el espacio disponible) y posicionales de su puesto, con una tendencia a conseguir el máximo confort.

b)    Ergonomía ambiental: estudio de los factores ambientales que constituyen el entorno del sistema hombre–máquina: temperatura, iluminación, ruido, máquinas, radicaciones, contaminantes químicos y biológicos, etc.

c)    Ergonomía temporal/Cronoergonomía: se encarga del estudio del bienestar del trabajador en relación con los tiempos de trabajo y de su organización: mecanización, automatización, etc.

d)    Ergonomía de las organizaciones: se encarga de la adaptación de las propias organizaciones a las necesidades y características humanas, salvaguardando la salud y la seguridad, lo que en última instancia lleva a la satisfacción y eficacia del trabajador. Esto se aplica por ejemplo al organigrama de la empresa, al cálculo de niveles de participación de los trabajadores, o a los procesos de comunicación.

 

MEDICINA DEL TRABAJO

Con la medicina del Trabajo se pretende mantener el mayor grado posible de bienestar físico, mental y social de los trabajadores. Esto se consigue subsanando aquellas condiciones de trabajo deficientes y adversas para la salud.

En materia de vigilancia de la Salud, la actividad sanitaria deberá evaluar a los trabajadores en los siguientes casos:

  • Con la incorporación de un trabajador a su puesto, o cuando a un trabajador se le asignan nuevas tareas específicas que puedan conllevar un riesgo.
  • A los trabajadores que reanuden el trabajo tras una ausencia prolongada por motivos de salud, con la finalidad de descubrir si esos problemas tienen origen profesional.
  • Además, se llevará a cabo una vigilancia de la salud a intervalos periódicos.

 

PSICOSOCIOLOGÍA LABORAL

Son un conjunto de técnicas que tratan sobre la adaptación del trabajador a las presiones internas y externas originadas por los denominados factores psicosociales. Estos factores son el conjunto de exigencias del trabajo que, al confluir con las capacidades y necesidades del trabajador, inciden negativamente en la salud de éste dando lugar a problemas como estrés o malestar.

Los factores psicosociales potencialmente negativos pueden clasificarse en:

a)    Características de la empresa.

b)    Puesto de trabajo.

c)    Estructura de la organización.

d)    Aquellas que afectan a la persona o individuales.

Dentro de esta área de la psicología, existen otras subáreas en las que se desarrolla un psicólogo laboral, por mencionar algunas:

  • Desarrollo del personal y su formación

Se pretende conseguir cosas tales como la actualización de las potencialidades humanas que la persona puede hacer más allá de su desarrollo natural.

  • Investigación de mercados, publicidad

Es el proceso por el cual se adquiere análisis e información respecto a clientes, competidores, puede ayudar a crear un plan estratégico de la empresa.

  • Asesor de personal

Llevar el control del personal de recursos humanos, así como todo el proceso de reclutamiento y selección, asesoría a clientes, etc.

Factores de riesgo en el entorno laboral (Diego Vera)

Que es un factor de riesgo laboral

Se entiende por Factores de Riesgos (FR) aquellas condiciones de trabajo (CT) que puedan provocar un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores, es decir, que pueda provocar un riesgo en el trabajador

Factores de riesgo en el entorno laboral:

  • Ambientales (ruido, iluminación y climatización)
  • Químicos (líquidos, sólidos y gaseosos)
  • Biológicos (virus, bacterias, parásitos)
  • Psicosociales (organización del trabajo, ambiente de trabajo, contenido de las tareas)
  • Mecánicos (estáticos y dinámicos)
  • Eléctricos (alta tensión, electricidad estática)

Para el sector de la informática nos vamos a centrar en los físicos, psicosociales y eléctricos.

  1. Riesgos relacionados con las condiciones ambientales

Las condiciones ambientales de las oficinas y despachos que presentan un mayor impacto y riesgo son las siguientes: Iluminación, Climatización y Ruido.

  •  Iluminación

Las tareas y trabajos de oficina están íntimamente ligadas a la lectura, tanto de documentos como de textos sobre la pantalla del ordenador; por tanto, se trata de tareas con altos requerimientos visuales en las que las condiciones de iluminación resultan muy importantes para prevenir molestias y problemas visuales.

Se recomienda que los techos sean claros y las paredes estén pintadas en tonos medios.

  •  Reflejos de pantallas

El problema más frecuente en las oficinas actuales está relacionado con la aparición de reflejos en las pantallas de los ordenadores (figura 1), asociados a la presencia de focos de luz directa, tanto natural (ventanas), como artificial. Hay que señalar que en muchas ocasiones estos reflejos inducen al trabajador a cambiar la colocación del ordenador sobre la mesa, ubicándolo en una zona posiblemente incorrecta desde el punto de vista de la comodidad postural; en estos casos se evitan los reflejos, pero a costa de crear un nuevo problema postural. En caso de detectar reflejos, solicite la colocación de persianas o pantallas difusoras de la luz, pero no coloque nunca el ordenador en una posición que le obligue a trabajar en una postura incómoda. Pueden ser útiles los filtros antirreflejos para solucionar este problema.

  •  Climatización

El problema suele estar ligado a los diferentes requisitos de la velocidad de salida del aire en verano y en invierno. Así, en invierno el aire sale caliente y, para conseguir que llegue al suelo, se precisan velocidades de salida más altas, ya que el aire caliente tiende a subir. Por el contrario, en verano, el aire sale fresco y se precisa una velocidad menor. Si un usuario está trabajando debajo de una salida de aire, no presentará demasiadas molestias en invierno, pero en verano sufrirá una incomodidad notable asociada más a la velocidad del aire que a la temperatura del local. El problema se resuelve, por tanto, regulando la velocidad del aire y no subiendo la temperatura del termostato.

Este problema se agrava sobre todo en verano, donde los trabajadores que tienen el puesto debajo de una salida de aire perciben un chorro de aire frío bastante molesto (puede incluso contribuir a la aparición de resfriados o dolores musculares en el cuello), por el contrario, los que están lejos de los difusores o cerca de paredes o ventanas con alta insolación pasan mucho calor. El resultado es una continua pugna por bajar o subir el nivel del termostato, lo que da lugar a una situación cada vez más inestable del sistema (se baja o se sube más de lo debido), que sólo acentúa el problema.

Otro problema, que ocurre con demasiada frecuencia es la falta de mantenimiento y de limpieza en las instalaciones, lo que da lugar a la acumulación de suciedad y gérmenes en las conducciones y filtros, incrementando el riesgo de constipados e irritaciones de los ojos, sobre todo en verano. Para evitarlo debe revisarse y limpiarse la instalación cada cierto tiempo.

  • Ruido

En este tipo de espacios laborales se acumulan fuentes de ruido como son las impresoras, los teléfonos, fotocopiadoras, ventiladores de los equipos, fax y las voces de los trabajadores. Sin embargo, los niveles de ruido normales en una oficina suelen estar muy por debajo de los necesarios para provocar problemas de salud.

El principal problema que deriva del ruido ambiental en los puestos de trabajo en las oficinas suele estar asociado a las molestias e interferencias que se producen para concentrarse en el desarrollo del trabajo o para mantener una conversación. En este sentido, la fuente de ruido más influyente es precisamente el de las conversaciones que se desarrollan a nuestro alrededor. La disposición de materiales absorbentes del ruido en el techo, suelos o mamparas de separación es una solución muy efectiva.

 

  1. Riesgos psicosociales

La mayor exigencia en cuanto a la velocidad de procesamiento de la información, la adaptación a nuevas técnicas de trabajo, organización de trabajo (horarios, entornos de trabajo…) pueden producir en el trabajador un desequilibrio entre la demanda de la tarea y la capacidad de llevarla a cabo. Esto puede provocar estrés en el trabajador y puede tener problemas debido a:

  • Falta de dominio de la tecnología
  • Desconocimiento del potencial del equipo
  • Desconocimiento de la totalidad del proceso en el que se está trabajando
  • Falta de autonomía para tomar decisiones, rectificar errores y marcar el propio ritmo de trabajo.

Todos estos factores provocan un exceso en la carga de trabajo que puede traducirse en:

  • Desmotivación, aburrimiento o estrés
  • Dolor y tensión muscular
  • Mayor número de errores debido a la monotonía o al exceso de presión de tiempo

Fuente:http://www.mc-mutual.com/webpublica/PrestacionesServicios/actividadesPreventivas2/resources/manuales/manual_prl.pdf

      3.  Riesgos eléctricos

Las medidas preventivas que adoptaremos serán:

  • La instalación eléctrica dispondrá de protección magnetotérmica, diferencial y toma de tierra.
  • En caso de avería, comunicar los daños y la reparación la efectuara personal especializado.
  • Evitar sobrecargar los enchufes con ladrones.
  • Separar el cableado de las fuentes de calor.
  • No realizar mantenimiento de los equipos electrónicos sin desconectarlos de la red.

Fuente:http://www.llegarasalto.com/docs/manuales_prl/MANUAL_INFORMATICA_Q.pdf

Siniestralidad laboral-Daniel Nogales

SINIESTRALIDAD LABORAL

¿Qué es?

La siniestralidad laboral es un daño que se produce en la salud, como consecuencia del trabajo que se realiza. Concretamente,  la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 4º, considera daños derivados del trabajo a las enfermedades, patologías o lesiones sufridas con motivo o por ocasión del trabajo. Por tanto, el concepto de siniestralidad abarca tanto a los accidentes como a las enfermedades del trabajo. Además en España, la legislación reconoce a los accidentes In itinere (producidos en el camino de casa al trabajo y del trabajo a casa), como accidentes laborales también, algo que no es tratado de igual forma en otros países de la Unión Europea.

¿De qué manera afecta a ESPAÑA?

La última cifra oficial es desde febrero de 2013 a enero de 2014 y es de 392.373 accidentes de trabajo. El 28% de los accidentes de trabajo mortales en España han sido in-itinere.

Cada día fallecen 3 trabajadores, 23 trabajadores sufren accidentes graves en su puesto de trabajo en España y 2.499 accidentes leves ocurren al día.

Los accidentes de trabajo mortales más comunes son, en primer lugar, infartos, derrames cerebrales y otras patologías no traumáticas; en segundo lugar, los accidentes de tráfico, en tercer lugar golpe contra un objeto inmóvil, trabajador en movimiento y, en último lugar, por quedar atrapado, ser aplastado o sufrir una amputación. Los podemos dividir en:

 

DISTRIBUCIÓN POR SEXO

En España predominan los accidentes en varones, en parte, por el mayor peso que representa la población ocupada masculina en actividades con elevada incidencia de accidentalidad laboral y el mayor peso de la población ocupada femenina en actividades con bajas tasas de accidentalidad.

 

GRUPOS DE EDAD

El grupo que destaca en cuanto a siniestralidad laboral son los menores de 35 años.

 

POR TIPO DE CONTRATO

El porcentaje de accidentes de trabajo entre trabajadores con contrato temporal supera a lo largo de estos años el 50% del total

 

POR SECTORES DE OCUPACIÓN

-Los trabajadores/as cualificados de la construcción, excepto operadores de maquinaria.

-Trabajadores/as de servicios de restauración, personales y de protección y seguridad.

-Los operadores de instalaciones y maquinarias, montadores y conductores.

 

 

 

 

POR ANTIGÜEDAD EN EL PUESTO

El tramo donde más accidentes se han producido ha sido el de menos de 1 año de antigüedad en el puesto.

 

POR PAÍS DE ORIGEN

Está demostrado estadísticamente que la mayoría de los accidentados son de nacionalidad española.

 

POR TIPO DE EMPRESA

La mayoría de los accidentes tienen lugar en trabajadores que pertenecen a la empresa principal, si bien se producen grandes incrementos en las Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

 

Y por último destacar que la UGT ha apostado por el Diálogo Social, como punto necesario de partida a la hora de encontrar una vía para solucionar el drama de la siniestralidad laboral española. Por último, hacer hincapié en la necesidad de mejorar el sistema de Gestión de las Mutuas mediante una reforma con la que se logre transparencia y eficacia.

 

 

 

 

Fuentes:

-www.ugt.es

-www.oect.es

Estrés, ansiedad. Acoso laboral o mobbing (Fernando Tena HC)

ACOSO LABORAL O MOBBING

Se puede definir el acoso laboral como la acción de un hostigador u hostigadores que conducen a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador, y que causan en la víctima un profundo malestar psicológico y personal, dañando su confianza y reduciendo su autoestima. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales externos, de sus compañeros, de sus subalternos o de sus superiores. Dicha violencia psicológica se produce durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones se añaden “accidentes fortuitos” y hasta agresiones físicas, en los casos más graves. Una situación de acoso muy prolongada en el tiempo, además de enfermedades o problemas psicológicos, puede desembocar, en situaciones extremas, en el suicidio de la víctima.

 

Para conocer si te hacen mobbing, el especialista en acoso laboral Iñaki Piñuel y Zabala, explica en su libro “Mobbing: cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo” las 42 claves del acoso laboral. Algunas claves más comunes son, me interrumpen constantemente impidiendo expresarme, minusvaloran y echan por tierra mi trabajo sistemáticamente no importa lo que haga, recibo críticas y reproches por cualquier cosa que haga o decisión que tome en mi trabajo con vistas a paralizarme y desestabilizarme, me amenazan con usar instrumentos disciplinarios (rescisión de contrato, no renovación, expediente disciplinario, despido, traslados forzosos, etc…) o modifican mis responsabilidades o mis cometidos sin comunicármelo son algunas de estas claves.

 

En caso de que el mobbing se de en la empresa, la empresa realizará estas recomendaciones de la dirección de la empresa para hacer posible la disolución de este acoso:

 

  • Desde la empresa se debe fomentar el apoyo entre los trabajadores y no el aislamiento o la competitividad. Está demostrado que una empresa con un buen clima laboral consigue una mayor productividad y calidad, menor tasa de absentismo, más fidelidad de los trabajadores a su puesto…
  • Definir con claridad los puestos de trabajo, las tareas asignadas, los objetivos y el margen de autonomía de los trabajadores. Esto evitará conflictos y permitirá que los trabajadores se centren en sus funciones.
  • Promover la negociación en los conflictos laborales: Muchos conflictos relacionados con tareas, horarios, cambios de turno… podrían resolverse dialogando entre los propios trabajadores.
  • Proporcionar la formación, información y tiempo necesario para que todos los trabajadores puedan realizar las funciones de su puesto.
  • Garantizar el respeto y el trato justo a todos los trabajadores de la empresa. La dignidad de las personas que forman la empresa ha de estar siempre por encima de cualquier consideración económica.
  • Ignorar la personalidad del acosador: El acosador necesita un grupo de seguidores, un público que aplauda sus actos… Se deben tomar medidas para que las conductas incorrectas no sean reforzadas sino ignoradas.
  • En caso de que no pueda resolverse la situación de acoso, deberemos cambiar de puesto al acosador. Si trasladamos a la víctima, el acosador sentirá que ha ganado la partida y buscará otra víctima a la que seguir torturando, con lo que sólo conseguiremos cronificar el problema. El acosador debe ver que su conducta tendrá consecuencias negativas para su estatus personal y profesional.

 

Además de estos consejos, la dirección de la empresa debe también tener en cuenta una serie de recomendaciones adicionales:

  • Nunca se debe esperar a que se produzcan daños a la salud: Muchos empresarios piensan que, mientras no haya agresiones físicas y la victima continúe en su puesto, el problema no es grave. Ante un caso de mobbing, siempre debemos actuar de forma rápida y contundente.
  • No basta con buscar un culpable: Además de por las acciones del acosador, el mobbing se produce porque en la organización de la empresa se dan las condiciones necesarias para que aparezca. Aunque eliminemos al acosador de la empresa, si no cambiamos las condiciones, el acoso volverá a aparecer con otros protagonistas.
  • No sirve de nada mediar entre el acosador y la víctima, tratando de buscar una solución negociada. El acosador se ve superior y la víctima se siente inferior, por lo que nunca se podrá dar una negociación entre iguales.
  • No se debe cambiar a la víctima de puesto o de centro de trabajo si ella no lo pide. Hacerlo podría ser interpretado como un castigo por parte de la víctima y como una victoria por el acosador.

 

Otro tipo de mobbing es el mobbing maternal o acoso contra las mujeres embarazadas, es uno de estos casos en los que no se busca la destrucción de la víctima de forma directa, sino que a pesar de que lo anterior se consiga igualmente, lo que se busca más inmediata y directamente es mostrar un ejemplo de lo que le puede pasar a “la que se atreva a” quedarse embarazada. Es un tipo castigo ejemplarizante que debe servir de aviso para otras mujeres que observan lo que le ocurre a la víctima y que de este modo no se atreven ya a quedarse embarazadas.

 

 

ANSIEDAD Y ESTRÉS

 

Ansiedad y estrés se pueden usar como sinónimos.

El estrés es otro factor que dificulta el trabajo en una empresa. El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Síntoma provocado por alguna situación en problema, los síntomas son algunos notables como el nerviosismo (Temblar) o estar inquieto. Otros no son tan notables como la aceleración del corazón, las pupilas dilatadas, la sudoración, la piel se torna rugosa y se erizan los vellos de la piel.

Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo humano y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Algunos ejemplos son los olvidos (incipientes problemas de memoria), alteraciones en el ánimo, nerviosismo y falta de concentración, en las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como dolores en abdominales inferiores, entre otros síntomas.

 

El estrés laboral combina las respuestas físicas y emocionales nocivas que se producen cuando los requisitos del puesto no coinciden con las capacidades y los recursos o las necesidades del trabajador, o bien, cuando las demandas del trabajo sobrepasan por mucho los límites de capacidad, conocimiento y habilidad de quienes intervienen en la empresa, desde el nivel directivo hasta la planta trabajadora. El estrés laboral puede afectar a la salud mental y física, ocasionando daño. Hay reacciones agudas, como el estrés mismo y la fatiga, conductas contrarias a la conservación de la salud, como el tabaquismo o el alcoholismo.

 

Para poder actuar preventivamente e incluso responder efectivamente al factor estrés en las empresas, se sugiere que las empresas contraten especialistas o acudan a instancias externas que puedan diagnosticar en tiempo y forma las corrientes que podrían tomar las exigencias del mercado, así como ofrecer talleres, conferencias, cursos o seminarios de actualización a todo nivel y para todo el personal, comenzando por quienes tienen la responsabilidad directiva.

Obligaciones del empresario en materia de prevención (Bruno Rodríguez)

A continuación se muestra una tabla con las principales obligaciones del empresario en materia preventiva:

Implantación de la prevención de riesgos laborales en la empresa: Todos los empresarios tienen la obligación de establecer en su centro de trabajo una  protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo. Además de realizar una acción permanente de seguimiento de la acción preventiva.

Principios de la acción preventiva: Para cumplir con el deber de protección el empresario o la persona por él asignada  deben:

  • Evitar los riesgos.
  • Evaluar los riesgos que no se pueden evitar.
  • Combatir los riesgos en su origen.
  • Adaptar el trabajo a la persona.
  • Tener en cuenta la evolución de la técnica
  • Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún riesgo.
  • Planificar la prevención.
  • Anteponer la protección colectiva a la  individual.
  • Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Equipos de protección individual (EPI’S): Cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan reducirse suficientemente por los distintos medios, el empresario tiene que proporcionar a sus trabajadores equipos de protección individual.

Información a los trabajadores: El empresario debe adoptar todas las medidas para que los trabajadores reciban toda la información relativa a prevención de riesgos laborales.

Consulta y participación de los trabajadores: El empresario debe adoptar todas las medidas para que los trabajadores reciban toda la información relativa a prevención de riesgos laborales.

Formación de los trabajadores: El empresario debe garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación como cada vez que se produzcan cambios en las tareas, se introduzcan nuevas tecnologías, etc.

Protección de emergencia: Es obligatorio  analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.

Vigilancia de la Salud: Se debe garantizar a los trabajadores un servicio de vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos del trabajo.

Protección de los trabajadores especialmente sensibles: Se  garantizará la protección de los trabajadores que por sus características sean especialmente sensibles a los riesgos del trabajo.

Protección de la maternidad: La evaluación de riesgos que realice el empresario deberá tener en cuenta la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente, a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto.

Protección de los menores: Se tiene que efectuar una evaluación de los puestos a desempeñar por los menores de 18 años, que puedan poner en peligro la salud de estos trabajadores.

Trabajadores temporales y a tiempo parcial: Los trabajadores con contratos de trabajo temporal (obra y servicio determinado, eventual por circunstancias de la producción, interinidad, etc.) deberán disfrutar del mismo nivel de protección en materia de seguridad y salud que los restantes trabajadores de la empresa.

Además, de las enunciadas obligaciones en materia preventiva, que asume el empresario con el fin de garantizar la seguridad y salud en su centro de trabajo. El empresario tiene derechos frente a los trabajadores en materia preventiva, tales como:

  • Exigir a sus trabajadores el cumplimiento de las medidas de prevención establecidas.
  • Exigir a sus trabajadores el uso correcto de medios y equipos de protección.
  • Exigir a sus trabajadores el uso correcto de máquinas, herramientas y materiales.
  • Exigir a sus trabajadores el empleo correcto de los dispositivos y elementos de seguridad.
  • Exigir a sus trabajadores la transmisión de información inmediata sobre situaciones de riesgo.
  • Exigir a sus trabajadores su cooperación para garantizar condiciones laborales seguras, como por  ejemplo, recibir la información y formación en materia preventiva facilitada por el empresario, colaborar en la verificación de su estado de salud en los casos que la ley establece como obligatorios para los trabajadores etc.

Insatisfacción laboral y sindrome de burnout (Mikel Sánchez)

INSATISFACCIÓN LABORAL:

CAUSAS Y SINDROME DE BURNOUT

La insatisfacción laboral provoca tensiones en el puesto de trabajo, reduce la productividad y dificulta la capacidad de innovar. Además, los trabajadores insatisfechos con su puesto de trabajo no están comprometidos con la empresa, por lo que esperan una oferta mejor para abandonarla, con el riesgo de pérdida de talento y conocimiento que esto supone. Debido a esto las empresas u organizaciones deben tratar que sus empleados se encuentren satisfechos profesionalmente.

¿Por qué se produce la insatisfacción laboral?

  • El volumen de trabajo. Los ajustes de plantilla en las compañías han provocado que aumente la carga de trabajo o que los empleados tengan que realizar multitareas, algunas para las cuales no están preparados.
  • Bajos sueldos y la imposibilidad de ascenso. El empleado deduce que no “tiene futuro en la compañía debido por la falta de reconocimiento, que en muchos casos provoca que el trabajador sienta que su trabajo no es valorado y por tanto reduce su rendimiento.
  • Sitios ruidosos o lugares calurosos y congestionados o mal ventilados perjudican al trabajador y afectan negativamente a su rendimiento.
  • Exigencias del empresario por el trabajo bien hecho y de manera rápida.
  • Se produce un panorama difícil para las empresas. Por un lado, deben enfrentarse a un entorno cada vez más competitivo, donde la reducción de costes y el aumento de productividad son claves para asegurar la continuidad del negocio. Por otro lado, las compañías deben “mimar” el talento de sus organizaciones.

Peligros de la insatisfacción laboral

Otra consecuencia de la insatisfacción es la desmotivación o falta de interés por el trabajo, que puede llegar a producir en el trabajador tal apatía, que incumpla con sus funciones de forma habitual. Por otro lado, esta situación, sea por el motivo que sea, puede llegar a producir ansiedad o estrés y, en caso extremo, el trabajador puede llegar a desarrollar una depresión o síndromes laborales.

Entre estos síndromes está el síndrome de Burnout (quemado, agotado, saturado…), que se puede definir como un proceso incremental o paulatino, por el cual las personas pierden interés en su trabajo, el sentido de responsabilidad y pueden hasta llegar a profundas depresiones que llevan a la muerte.Esta afección se presenta en personas autoexigentes y perfeccionistas, tienen dificultades para delegar, concentradas en su rendimiento y superación profesional, y que no saben separar la vida laboral de la personal.

Etapas del síndrome de Burnout

  1. Cansancio emocional: es el elemento central del síndrome y se caracteriza por una sensación creciente de agotamiento en el trabajo. El agotamiento emocional causa sensación de desesperanza, actitud impersonal, deshumanizada y cínica hacia las personas de su alrededor. De esta forma intenta aliviar sus tensiones y trata de adaptarse a la situación.
  2. La despersonalización: la falta de iniciativa laboral, con ausentismos y desganos. Esto afecta sobre todo a las personas que son víctimas innecesarias de este síndrome.
  3. La falta de realización personal: se produce una sensación de impotencia, de no saber cómo salir de esta situación.

Tratamiento y solución

Tanto este síndrome como el síndrome post-vacacional (rechazar el trabajo luego de las vacaciones) o el presentismo patológico (ir a trabajar por más que uno está enfermo, por miedo a perder la fuente de dinero), son fenómenos interconectados, con variedad de reacciones según la persona que las sufre. En el tratamiento ocupa un lugar importante la psicoterapia, que entrena al paciente y le brinda herramientas para que pueda disfrutar de otras actividades (hobbies) buscando un equilibrio entre la tensión y la relajación.

Se pueden seguir estrategias como trabajar mejor en vez de más, ser realista con nuestros objetivos, intentar desconectar una vez terminada la jornada laboral, …;todo esto para alcanzar el tan deseado bienestar y la satisfacción de uno mismo, que es el objetivo principal de nuestras vidas.