Jubilación (situación legal en mayo 2015)

Edad de jubilación: 67 años. Implantación progresiva. Así, en 2015:
  • 65 años, con cotización previa de, al menos, 35 años y nueve meses.
  • O bien, 65 años y tres meses para periodos de cotización más cortos.

Jubilación voluntaria. Es una decisión del trabajador. Son nulas las cláusulas de jubilación forzosa pactadas en los convenios colectivos.

Jubilarse y seguir trabajando. El  trabajador cobrará el 50% de la pensión y mantendrá su trabajo a tiempo completo o parcial. La empresa y el trabajador sólo cotizarán a la Seguridad Social por IT y contingencias profesionales (junto con una “cuota de solidaridad” del 8%: 6% por la empresa y 2% a cargo del trabajador).

Contrato de relevo y jubilación parcial. Se mantiene la opción de jubilación parcial, pero tiende a desaparecer la opción de que un trabajador cerca de la edad de jubilación se jubile parcialmente (reduciendo parte de la jornada y del salario) a la vez que la empresa firma un contrato de relevo con un trabajador que cubre, al menos, la jornada liberada por el jubilado parcial.

Los requisitos son tan exigentes que no siempre pueden cumplirse: el jubilado parcial debe tener al menos 6 años de antigüedad en la empresa, sólo puede reducir su jornada hasta el 50%, debe haber cotizado al menos 33 años y debe tener, mínimo, 61 años y seis meses de edad.

Jubilación flexible. Es posible reincorporarse al mercado laboral una vez jubilado. Sólo es posible el contrato tiempo parcial, de manera que se le reducirá la pensión de jubilación de manera proporcional al salario cobrado.

Jubilaciones anticipadas: dos opciones.

  • La voluntaria, elegida por trabajador hasta 2 años antes de la edad de jubilación si ha cotizado un mínimo de 35 años. Se le aplica una pequeña reducción en la cuantía de la pensión que va a percibir como jubilado (máximo un 2%)
  • La forzosa, cuando 4 años antes de la edad de jubilación deja de trabajar por causa ajena a su voluntad (despido colectivo, despido objetivo por causas económicas, por muerte o jubilación del empresario, etc.). Además, debe haber cotizado al menos 33 años y acreditar haber cobrado la indemnización por despido o haberlo impugnado (para evitar fraudes). Se le aplican coeficientes reductores menores que en el caso anterior.

Prejubilaciones. Empresa y trabajador pueden adelantar la jubilación a los 52 años de edad, de manera que cobrará una pensión hasta alcanzar la edad de jubilación y mientras la empresa continuará abonándole el porcentaje del sueldo pactado (con la correspondiente cotización). Fue habitual como forma de reestructurar plantilla, sobre todo en la banca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s