Estrés, ansiedad. Acoso laboral o mobbing (Fernando Tena HC)

ACOSO LABORAL O MOBBING

Se puede definir el acoso laboral como la acción de un hostigador u hostigadores que conducen a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador, y que causan en la víctima un profundo malestar psicológico y personal, dañando su confianza y reduciendo su autoestima. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales externos, de sus compañeros, de sus subalternos o de sus superiores. Dicha violencia psicológica se produce durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y a la misma en ocasiones se añaden “accidentes fortuitos” y hasta agresiones físicas, en los casos más graves. Una situación de acoso muy prolongada en el tiempo, además de enfermedades o problemas psicológicos, puede desembocar, en situaciones extremas, en el suicidio de la víctima.

 

Para conocer si te hacen mobbing, el especialista en acoso laboral Iñaki Piñuel y Zabala, explica en su libro “Mobbing: cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo” las 42 claves del acoso laboral. Algunas claves más comunes son, me interrumpen constantemente impidiendo expresarme, minusvaloran y echan por tierra mi trabajo sistemáticamente no importa lo que haga, recibo críticas y reproches por cualquier cosa que haga o decisión que tome en mi trabajo con vistas a paralizarme y desestabilizarme, me amenazan con usar instrumentos disciplinarios (rescisión de contrato, no renovación, expediente disciplinario, despido, traslados forzosos, etc…) o modifican mis responsabilidades o mis cometidos sin comunicármelo son algunas de estas claves.

 

En caso de que el mobbing se de en la empresa, la empresa realizará estas recomendaciones de la dirección de la empresa para hacer posible la disolución de este acoso:

 

  • Desde la empresa se debe fomentar el apoyo entre los trabajadores y no el aislamiento o la competitividad. Está demostrado que una empresa con un buen clima laboral consigue una mayor productividad y calidad, menor tasa de absentismo, más fidelidad de los trabajadores a su puesto…
  • Definir con claridad los puestos de trabajo, las tareas asignadas, los objetivos y el margen de autonomía de los trabajadores. Esto evitará conflictos y permitirá que los trabajadores se centren en sus funciones.
  • Promover la negociación en los conflictos laborales: Muchos conflictos relacionados con tareas, horarios, cambios de turno… podrían resolverse dialogando entre los propios trabajadores.
  • Proporcionar la formación, información y tiempo necesario para que todos los trabajadores puedan realizar las funciones de su puesto.
  • Garantizar el respeto y el trato justo a todos los trabajadores de la empresa. La dignidad de las personas que forman la empresa ha de estar siempre por encima de cualquier consideración económica.
  • Ignorar la personalidad del acosador: El acosador necesita un grupo de seguidores, un público que aplauda sus actos… Se deben tomar medidas para que las conductas incorrectas no sean reforzadas sino ignoradas.
  • En caso de que no pueda resolverse la situación de acoso, deberemos cambiar de puesto al acosador. Si trasladamos a la víctima, el acosador sentirá que ha ganado la partida y buscará otra víctima a la que seguir torturando, con lo que sólo conseguiremos cronificar el problema. El acosador debe ver que su conducta tendrá consecuencias negativas para su estatus personal y profesional.

 

Además de estos consejos, la dirección de la empresa debe también tener en cuenta una serie de recomendaciones adicionales:

  • Nunca se debe esperar a que se produzcan daños a la salud: Muchos empresarios piensan que, mientras no haya agresiones físicas y la victima continúe en su puesto, el problema no es grave. Ante un caso de mobbing, siempre debemos actuar de forma rápida y contundente.
  • No basta con buscar un culpable: Además de por las acciones del acosador, el mobbing se produce porque en la organización de la empresa se dan las condiciones necesarias para que aparezca. Aunque eliminemos al acosador de la empresa, si no cambiamos las condiciones, el acoso volverá a aparecer con otros protagonistas.
  • No sirve de nada mediar entre el acosador y la víctima, tratando de buscar una solución negociada. El acosador se ve superior y la víctima se siente inferior, por lo que nunca se podrá dar una negociación entre iguales.
  • No se debe cambiar a la víctima de puesto o de centro de trabajo si ella no lo pide. Hacerlo podría ser interpretado como un castigo por parte de la víctima y como una victoria por el acosador.

 

Otro tipo de mobbing es el mobbing maternal o acoso contra las mujeres embarazadas, es uno de estos casos en los que no se busca la destrucción de la víctima de forma directa, sino que a pesar de que lo anterior se consiga igualmente, lo que se busca más inmediata y directamente es mostrar un ejemplo de lo que le puede pasar a “la que se atreva a” quedarse embarazada. Es un tipo castigo ejemplarizante que debe servir de aviso para otras mujeres que observan lo que le ocurre a la víctima y que de este modo no se atreven ya a quedarse embarazadas.

 

 

ANSIEDAD Y ESTRÉS

 

Ansiedad y estrés se pueden usar como sinónimos.

El estrés es otro factor que dificulta el trabajo en una empresa. El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Síntoma provocado por alguna situación en problema, los síntomas son algunos notables como el nerviosismo (Temblar) o estar inquieto. Otros no son tan notables como la aceleración del corazón, las pupilas dilatadas, la sudoración, la piel se torna rugosa y se erizan los vellos de la piel.

Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo humano y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Algunos ejemplos son los olvidos (incipientes problemas de memoria), alteraciones en el ánimo, nerviosismo y falta de concentración, en las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como dolores en abdominales inferiores, entre otros síntomas.

 

El estrés laboral combina las respuestas físicas y emocionales nocivas que se producen cuando los requisitos del puesto no coinciden con las capacidades y los recursos o las necesidades del trabajador, o bien, cuando las demandas del trabajo sobrepasan por mucho los límites de capacidad, conocimiento y habilidad de quienes intervienen en la empresa, desde el nivel directivo hasta la planta trabajadora. El estrés laboral puede afectar a la salud mental y física, ocasionando daño. Hay reacciones agudas, como el estrés mismo y la fatiga, conductas contrarias a la conservación de la salud, como el tabaquismo o el alcoholismo.

 

Para poder actuar preventivamente e incluso responder efectivamente al factor estrés en las empresas, se sugiere que las empresas contraten especialistas o acudan a instancias externas que puedan diagnosticar en tiempo y forma las corrientes que podrían tomar las exigencias del mercado, así como ofrecer talleres, conferencias, cursos o seminarios de actualización a todo nivel y para todo el personal, comenzando por quienes tienen la responsabilidad directiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s