Indemnización ante accidentes: seguro de responsabilidad civil del empresario (Víctor G.R.)

La responsabilidad civil es la obligación que recae sobre una persona de reparar el daño que ha causado a otra (normalmente a través de una indemnización de daños y perjuicios).

Generalmente para considerar que existe responsabilidad civil se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Existencia de daños al trabajador o al cliente, por acción u omisión.
  • Culpa o negligencia.
  • Relación directa de causalidad entre la conducta y el daño producido.

Atendiendo a lo expuesto en el Código Civil, el empresario podría verse obligado a responder no sólo por sus propias acciones que causen un daño, sino también por las de los trabajadores en el desempeño de sus funciones, a no ser que el trabajador actuara con dolo o de manera temeraria, y fuera el único culpable. Si existiera responsabilidad penal del trabajador, el empresario podría responder civilmente con carácter subsidiario (en caso de insolvencia de aquel).

La responsabilidad civil podrá ser contractual o extracontractual (si existe o no un contrato que regule la relación entre las partes). Algunas fuentes hablan también de responsabilidad derivada de la penal, en la que la acción constituye un delito tipificado, por lo que las obligaciones del empresario vendrían también determinadas por lo dispuesto en el Código Penal.

El empresario generalmente quedará exonerado de responsabilidad civil cuando el accidente suceda de manera fortuita o imprevisible.

La cuantía de la indemnización dependerá fundamentalmente de la magnitud de los daños producidos y las circunstancias en las que se produce el accidente.

Para hacer frente a dicha indemnización y a otros gastos derivados del accidente y su reclamación (como son los gastos judiciales y de defensa), el empresario podrá contratar un seguro de responsabilidad civil para así no responder con su propio patrimonio. Su contratación no es obligatoria salvo en algunos supuestos, como en el caso de contar con personal voluntario.

Muchas aseguradoras ofrecen distintas modalidades dentro de los seguros de responsabilidad civil para empresas (responsabilidad civil de explotación, profesional, medioambiental, etc.), con distintos niveles de cobertura. Aunque cada aseguradora puede establecer condiciones específicas, generalmente suelen estar excluidas de la póliza las indemnizaciones derivadas de daños que se producen de manera premeditada y malintencionada, o realizados bajo los efectos del alcohol u otras sustancias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s