Trastornos de Trauma Acumulativo – Abel Castellano

Estas lesiones laborales se producen por un esfuerzo repetitivo, cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo  provocando lesiones óseas, articulares, musculares y daños en los tejidos.

La mayoría de este tipo de  lesiones musculo esqueléticas, denominados Trastornos de Trauma Acumulativo no se producen por accidentes o agresiones únicas o aisladas, sino como resultado de traumatismos pequeños y repetidos. Se consideran enfermedad laboral, ya que estas patologías son más frecuentes en los trabajadores sometidos a sobrecarga mecánica, que en la población en general.

En particular las que nos afectan son las de los trabajadores de oficina, aunque hay muchos más puestos que sufren este tipo de trastornos.

Causas:

 

Los TTA son  causados por unos “factores de riesgo”. Éstos están divididos en factores de riesgo físicos y factores de riesgo que involucran la organización del trabajo.

 

Los factores de riesgo físicos incluyen:

Repetir el mismo movimiento una y otra vez.

  1. Trabajar en una posición incómoda o la misma posición por un largo período de tiempo.
  2. Trabajar con objetos o herramientas que vibran.
  3. Trabajar en temperaturas muy calientes o frías.
  4. Tener contacto directo contra superficies o bordes duros, por largos períodos de tiempo.
  5. Empujar, agarrar o levantar objetos.

Los factores de riesgo que involucran la organización del trabajo incluyen:

 Demasiada carga de trabajo

  1. Ritmo acelerado del trabajo
  2. Falta de personal para hacer el trabajo
  3. Falta de suficientes descansos
  4. Jornadas largas de trabajo.

 Síntomas

Estas lesiones son generalmente de aparición lenta y de carácter inofensivo en apariencia, por lo que se suele ignorar el síntoma hasta que se hace crónico y aparece el daño permanente. Los síntomas más comunes pueden resumirse en:

  • Dolor
  • Debilidad
  • Rigidez
  • Sensibilidad
  • Hinchazón
  • Sensación de ardor
  • Hormigueo
  • Adormecimiento
  • Dificultad para moverse
  • Torpeza

Al principio se manifiesta dolor y cansancio durante las horas de trabajo, desapareciendo fuera de éste, si no se reduce el rendimiento en el trabajo, puede durar semanas e incluso meses. En este punto el daño se puede remediar.

En fases posteriores, los síntomas aparecen al empezar el trabajo y continúan por la noche, alterando el sueño y disminuyendo la capacidad de trabajo repetitivo, si llega a aparecer dolor incluso con movimientos no repetitivos y se hace difícil realizar tareas, incluso las más sencillas.

Si los problemas se detectan en la primera etapa, pueden solucionarse generalmente mediante medidas preventivas ergonómicas; en etapas más avanzadas, se hace necesaria la atención médica, de ahí la importancia del conocimiento de este tipo de problemas y de la toma de medidas preventivas.

Diagnóstico

 Al considerarse este tipo de lesiones por TTA como enfermedad laboral, el diagnóstico se realiza en un proceso de tres pasos:

  1. Establecer un diagnóstico específico mediante historia clínica del paciente.
  2. Hacer un examen físico y/o paraclínico, de ser necesario.
  3. Contar con la evidencia objetiva, mediante el análisis ergonómico del puesto de trabajo de exposición a factores de riesgo específico. Descartar causas no ocupacionales como posibles causas primarias de la patología evaluada.

 

Clasificación

Según los tipos de lesión se dividen en: inflamatorias, traumáticas, degenerativas-destructivas:

Inflamatorias

Tendinitis: Inflamación de un tendón.

  • Bursitis: Inflamación de la bolsa sinovial que es el líquido de las articulaciones.
  • Sinovitis: Inflamación de la membrana sinovial de articulaciones y tendones.
  • Artritis: Inflamación de una articulación.
  • Condritis: Inflamación del cartílago articular.

Traumáticas

  1. Desgarros: Ruptura parcial o completa de un tejido.
  2. Luxaciones: Pérdida de la relación articular.
  3. Esguinces: Distensión o ruptura de los ligamentos articulares.
  4. Fracturas: Pérdida de la continuidad ósea.
  5. DegenerativasLos Ejemplos que encuentro más comunes para el tema que nos concierne son los relacionados con el tronco superior entre lo que están

Traumatismos acumulativos específicos en mano y muñeca

  • Síndrome del túnel carpiano: se origina por la compresión del nervio mediano en el túnel carpiano de la muñeca. Los síntomas son dolor, entumecimiento y hormigueo de la zona de la mano en que se encuentra este nervio, es decir los 3 primeros dedos y parte del 4º, y puede llegar a producir pérdida de fuerza en la musculatura de la mano. Las causas se relacionan con los esfuerzos repetidos de la muñeca en posturas forzadas.
  • Síndrome de compresión del nervio cubital: parecido a la anterior, afecta a la región de los dedos 4º y 5º de la mano. La compresión del nervio puede producirse en diferentes puntos de su trayecto.
  • Síndrome de Raynaud: es un fenómeno vascular, que se produce en personas con cierta predisposición. Los dedos se enfrían, entumecen y sufren hormigueo, perdiendo sensibilidad y control del movimiento. Se relaciona con las vibraciones asociadas a los agarres, como al utilizar martillos neumáticos, sierras eléctricas, etc.

Traumatismos acumulativos específicos en brazo y codo

  • Epicondilitis: con el desgaste o uso excesivo, los tendones laterales del codo se irritan produciendo dolor a lo largo del brazo. Las actividades que pueden desencadenar este síndrome son movimientos de impacto o sacudidas.
  • Epitrocleitis: similar al anterior, con afectación de la cara medial del codo.
  • Síndrome del túnel radial: aparece al atraparse periféricamente el nervio radial y se origina por movimientos rotatorios repetidos del brazo, flexión repetida de la muñeca con pronación o extensión de la muñeca con supinación.

Traumatismos acumulativos específicos en hombros y cuello y espalda

  • Tendinitis del manguito de rotadores: el manguito de rotadores lo forman cuatro tendones que se unen en la articulación del hombro. Los trastornos aparecen en trabajos donde los codos deben estar en posición elevada.
  • Dorsalgia: dolor que se padece en la columna vertebral en la zona media de la espalda, específicamente en la parte en la que se encuentran los pares de costillas inferiores, entre la zona cervical y la zona lumbar.Suele producirse por estar sentado hacia delante o mover poco la espalda al estar mucho rato en la misma postura.
  • Síndrome cervical por tensión: se origina por tensiones repetidas del músculo elevador de la escápula (omóplato) y del grupo de fibras musculares del trapecio en la zona del cuello. Aparece al realizar trabajos por encima del nivel de la cabeza repetida o sostenidamente, cuando el cuello se mantiene doblado hacia delante.
  • Lumbalgia: dolor muscular en la región lumbar (parte baja en la columna vertebral).En el trabajo de oficina (administrativo), es generalmente provocado por posicionamientos incorrectos durante la jornada laboral.-

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s